Amigos que participan en el blog

lunes, 4 de julio de 2011

Últimos días de la víctima?



En pleno centro de Buenos Aires, sobre la calle Sarmiento, se levanta este bello edificio, construido en 1884 y ampliado en 1913 por el arquitecto italiano Virginio Colombo, que fuera sede de la Societai de Operai Italiani. Lamentablemente, hoy en día es una víctima más de la desidia y el abandono, como tantas otras construcciones de la ciudad. Luego de cerrar sus puertas y haber sido tomado por indigentes, hace un par de años sufrió un importante incendio que ocasionó el derrumbe de algunas losas, quedando el resto en un serio estado de fragilidad. Como puede verse en las imágenes, este inmueble se encuentra en este momento en venta. Y hasta hace unos pocos días, esos carteles tenían un anexo donde podía leerse “edificio histórico destruido por derrumbe”, dando a entender que la compra del edificio da luz verde para su demolición. En teoría la ley lo prohíbe, y felizmente esa triste frase despareció de los letreros, pero siempre queda flotando el fantasma de la impunidad.
En el final, algo para sonreír: sobre la mampostería que se encuentra tapiando el acceso de planta baja, un curioso graffiti del David de Miguel Angel tomando mate.



























3 comentarios:

Remei dijo...

Hoy me duele lo que veo...pueden demoler esto y salir impunes?
La falta de recursos se entiende, se puede entender...pero deben de haber personas que se preocupen ya no por un patrimonio histórico, si no por el arte...dónde estan Marcelo?
El mundo cada vez está más loco, en su afán de conseguir dinero, en su afán de "el fin justifica los medios"...
Si demolen esto es como romper el alma de su autor...y si existe otra vida después de esta, me hago cargo de como estará el señor que lo percibió y lo llevó a cabo...
Gracias por informarme de esto, corrobora mi teoría sobre la humanidad, pero de esto hablaremos otro dia...
Un abrazo amigo.

Graciela dijo...

Con vos recorro mis barrios! Olvidadísmo tenía este edificio de sarmiento y junin?. Una verdadera pena la impunidad con que se toma todo, nada se conserva, todo lo derrumban y, por lo que decís ... vaya leyenda que pusieron dando vía libre.
Ingenioso el graffiti.
Gracias Marcelo por traer al espacio parte de nuestra geografía porteña. Un saludo.

claudia dijo...

que hermoso edificio, para quien no conoce de arquitectura, quedarse viendo esos detalles, es muy lindo, ahora se hacen edificios tan insulsos, q ver cosas asi, es un placer
da pena q este descuidado, abandonado, y ojalá no sea "derribado", que quien lo compre lo restaure y mantenga su fachada al menos como es

un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...